El Museo-Fundación


Como si fuera una premonición, Amalio constituyó ante notario la fundación que lleva su nombre justo 8 días antes de su muerte, el día 3 de febrero de 1995.

Algunos años atrás, en 1973, Amalio compró la casa nº 7 de la Plaza de Doña Elvira de Sevilla y allí estableció su estudio. El pintor quería tener la Giralda cerca, quería poder contemplarla cada vez que se le antojara para pintarla a todas horas del día o de la noche, en invierno y en verano. Él mismo mandó grabar en el azulejo de la fachada esta frase personal y llena de connotaciones afectivas:

“Amalio le ha puesto esta casa a la Giralda para hacerla suya.”

Además quiso que la frase estuviera en los tres idiomas de las tres culturas que han convivido en Sevilla: Cristiana, Árabe y Hebrea, como símbolo de tolerancia y convivencia entre los pueblos.

Esta casa es la sede del Museo- Fundación cuyo “objetivo y finalidad es el fomento, difusión, cultivo y estudio del arte de la pintura, sin que ello suponga menosprecio o veto con el resto de las artes. Se dedicará especial interés al legado y obra, pictórica y literaria del artista pintor Amalio García del Moral” según consta en la escritura fundacional de la misma.

Las actividades que se han desarrollado han sido fiel reflejo del mandato de su fundador. Se han celebrado varias exposiciones de pintura, entre las que debemos destacar, además de la permanente con la obra del pintor, las de su hija María José García del Moral que ha abordado nuevas técnicas y experiencias creando un “ámbito” de óleo, espejo y música que inundaba una sala entera y en la que el observador pasaba a formar parte del cuadro o de los cuadros, dependiendo del lugar en el que se ubicara; así como de otros pintores noveles o consagrados como Avelina Calvo y Miguel Ángel Olcina.

El desarrollo de la creatividad infantil ha estado presente en varias ocasiones en coordinación con un grupo de investigación de la Universidad de Sevilla y se han realizado exposiciones final de curso de niños entre cuatro y cinco años, así como un concurso de pintura infantil cuyo tema fue La Giralda.

También se han celebrado Jornadas de Cerámica que han contado con gran apoyo popular dado que estamos en una ciudad de grandes ceramistas y de amplio patrimonio cerámico. Estas jornadas han tenido la doble intención de formar y de reivindicar un mayor mimo en la conservación del riquísimo legado que nos han dejado los ceramistas trianeros del pasado; baste pensar en la magnífica muestra de cerámica que es la Plaza de España, construida con motivo de la exposición universal de 1929.

Así mismo, en nuestro afán porque el museo sea un lugar de encuentro y comunicación para y con el resto de la sociedad, se desarrollan conciertos, recitales de poesía y actividades que tienen como objeto fomentar y superar la idea preconcebida de museo.

Ver sin la mirada, donde el asistente deambula y siente las obras de arte del pintor con el tacto, Saborea Sevilla frente a la Giralda  que tiene como objetivo transmitir y evocar sensaciones para los sentidos, Busca y encontrarás la Giralda, entre otras,  son claro ejemplo de un museo que con pocos recursos trabaja en una misma dirección: que el silencio no se adueñe de la figura de Amalio. 

Tres tesis doctorales han sido ya leídas y publicadas sobre Amalio como pintor y como poeta y hay dos más en elaboración. Estos estudios han contado y cuentan con el apoyo de la fundación que facilita el acceso a sus documentos.

Pero vamos a entrar en el personaje, en el pintor, en el poeta y en el hombre.

Amalio pintó mucho y de muchas formas, maneras y con técnicas variadas, fue un hombre continuamente inquieto en la búsqueda de la mejor vía para transmitir sus sensaciones a través de la pintura.

Plaza de Doña Elvira – 7 – 41004 SEVILLA

Horario: 

Lunes a Viernes de 11:00 a 21:00
Sábados de 11:00 a 14:00

Festivos:

23,24,25 de Diciembre- Cerrado

30,31 de Diciembre- Cerrado

1 de Enero- Cerrado

Jueves,Viernes Santo, Sábado Santo-11:00-14:00 horas.

Agosto- Cerrado

Entrada Gratuita